Victorio & Lucchino y los brotes verdes

7 de septiembre de 2009

vl

¿Quién dijo miedo a la crisis? En el taller de Victorio y Lucchino, en la casa natal de Velázquez, sólo hay que temer al “masticable” calor del agosto sevillano, apenas mitigado por un ventilador. El dúo andaluz no necesita de expertos en economía para asegurar que brotes verdes, verdes como el trigo verde y el verde, verde limón, siempre ha habido en sus colecciones, y en la que presentarán el 19 de este mes en Cibeles, muchos más. A eso se le llama ahora ser positivo

Rodeados como siempre de sus fieles perros Margarita y Ernesto, José Víctor Rodríguez y José Luis Medina se dejan fotografiar con mucha profesionalidad; o sea, con muchas tablas, por Tomás Díaz Japón. Luego, Lucchino pide el abanico como el que pide árnica y así, a golpes de aire caldoso, vamos tejiendo la entrevista. Hablar con el más alto de la pareja, así llama mucha gente a José Luis, es como el que enhebra una aguja y no repara en el hilo. El carrete puede llegar a ser infinito, ya que es un hábil conversador, que, como cada año, hace un receso en la laboriosa tarea de preparar una colección para hablar con la periodista.

¿Veremos en la colección primavera-verano 2010 que presentarán el 19 de septiembre en Cibeles Madrid Fashion Week, Cibeles de toda la vida, los ansiados brotes verdes que animarán al consumo?

_ En nuestras colecciones siempre ha habido brotes verdes porque de lo contrario el árbol se habría secado. Todo el mundo espera novedades, porque si no sorprendes estás perdido. Pero en esta colección hay más brotes verdes que nunca, será porque en época de crisis las musas son más generosas. Es rompedora, nueva, pero con los chinos y con todo lo que tenemos al lado no te puedo revelar nada.

De colores

vl2_Algún anticipo habrá, que me tengo que ganar el sueldo…

_ Tiene mucho color, porque la moda es un reflejo de las necesidades de la sociedad. Hay verdes, limas, naranjas, azules, cobaltos y todo muy corto, que es la tónica general. A lo mejor cambian las tendencias y en esta revolución de modas y modismos que trae la crisis la minifalda pasaría a ser signo de vacas flacas, en vez de época de bonanza económica. De todas formas esta tesis era una contradicción, porque la ropa larga, propia de tiempos de austeridad, implicaba gastar más tela y consecuentemente más dinero.

_ ¿Y ya la han bautizado?

_Nombre todavía no tiene, aunque podría llamarse la que no tiene nombre.

_Dicen los estilistas que en época de crisis las tendencias son feas.

_No lo creo, al contrario, lo que hay que hacer es esforzarse más en provocar pasión por lo que haces para incitar a la compra y reactivar el mercado. Hay que trabajar mucho más en todos los campos, porque si hay algo positivo en las crisis es su criba social: quedarán los más válidos e ingeniosos. Es el momento del cómo me las maravillaría yo que cantaba Lola Flores, pero también es el momento de la positividad.

-¿Qué le parece que vuelvan a desfilar Roberto Verino y Adolfo Domínguez en la L edición de Cibeles que se celebra ahora?

_Fenomenal. A Roberto lo queremos muchísimo y a Adolfo, que estaba muy apartado, encantado de que vuelva.

-¿Perdieron poder en la moda los gallegos al irse de Cibeles?

_En cierta forma, sí. La moda tiene muchos tentáculos de poder, uno de ellos es la imagen y al no tener difusión en la prensa vas perdiendo presencia de marca en el mercado.

vl4

Solidarios

-¿Y Cibeles perdió con la ausencia de los grandes?

_Tampoco es eso, porque han surgido nuevos diseñadores y con mucha fuerza.

_ ¿Qué opina del homenaje que se le va a tributar en este foro a Elio Berhanyer?

_Maravilloso. Es un gran profesional, andaluz, amigo nuestro y además se lo merece, como se mereció las Medallas de Andalucía y del Mérito en las Bellas Artes. ¿Qué por qué se olvida a los maestros? No se olvidan, lo que ocurre es que la moda es comunicación rabiosa. Lo de ayer es obsoleto hoy; hay que estar al pie del cañón, cuando no tienes una presencia en moda o no hay cambios ni conceptos nuevos pasas a segundo plano. Lo que nunca se olvida es el reconocimiento, los logros alcanzados y el respeto. Balenciaga, por ejemplo, ha sido un dios, el maestro. Quedó perdido, olvidado y se hacía una ropa nefasta con su nombre. Hoy ha caído en un buen grupo de moda, que lo ha resarcido con dignidad.

_ ¿Qué impresión les causó la bancarrota de Christian Lacroix?

_La noticia la vivimos con tristeza. Lacroix es un gran genio de la costura, es un magnífico creador. Tuvo la mala suerte de vender su firma a un grupo que a la vez se la vendió a unos americanos que desde el principio no supieron llevarla a buen puerto. No ha sido un fracaso de él, sino un fracaso de la gestión.

_ ¿La corriente de solidaridad que se suscitó en el sector para que pudiera presentar su última colección se daría en España?

_ La solidaridad es preciosa y quiero pensar que en España también se daría, pero nosotros tenemos muy mala experiencia. Cuando atravesamos un mal momento en nuestra carrera, sonaron muy pocos teléfonos de compañeros. Tan sólo se pronunció Roberto Verino.

El silencio de la Junta

vl3José Víctor y José Luis han vuelto a casa tras la aventura fallida de instalarse en el Pabellón de Francia, en la isla de la Cartuja, donde tenían previsto pasar a la posteridad como los grandes benefactores de la moda. Toparon, dicen, con el silencio de los organismos públicos, sobre todo con el de la Junta.

“Nos fuimos con mucha ilusión para hacer la Escuela de Diseño homologada y nos embarcamos, como siempre, con nuestro dinero y esfuerzo, pero llegó un momento en el que necesitamos la ayuda de la Junta y no recibimos contestación. Ni un sí ni un no. El silencio por respuesta, sin darte la oportunidad de expresar nuestro proyecto.

“Así que volvimos a nuestra casa de Velázquez. Victorio y Lucchino no podía costear el mantenimiento del Pabellón de Francia, eso era un lujo. A partir de ese momento empezamos a querernos más, a ser más egoístas y a dejar el altruismo para otros. Estamos decepcionados porque nosotros siempre hemos llevado a Andalucía por el mundo y nunca hemos recibido ayuda de ningún tipo de la Junta, nunca. A lo largo de nuestro recorrido nos ha defraudado mucha gente, pero nosotros hemos procurado olvidarlo y quedarnos siempre con lo positivo. Es la única manera de salir adelante.

_Una pregunta que siempre me hago, ¿por qué no participan en las actividades que se hacen en Sevilla relacionadas con la moda?

_ Porque no nos llaman, no cuentan con nosotros y demasiado que fuimos a recoger el premio de Moda de Sevilla en su tercera edición. Antes no entendía la envidia y ahora la concibo como un daño que se hace quien la siente, además de hundirse y de hundir a su ciudad. En Francia, por ejemplo, son chauvinistas incluso con su moda y me parece muy bien, y en Italia nadie se avergüenza de llevar la bandera de su país impresa en unas zapatillas. Aquí nadie se pone la bandera española. ¿Qué si nosotros la hemos incluido en nuestra ropa? Claro, cuando la Expo, en los uniformes de los Pupis (Personal Uniformado Polivalente de Información y Servicio) ¿Por qué íbamos a tener complejos? Es la representación de nuestro país y recoge en ella a todas las ideologías, pero aquí siempre hemos sido detractores de lo nuestro”.

5 Responses to “Victorio & Lucchino y los brotes verdes”

  1. Timo Humpert 24 diciembre, 2012 at 21:08 #

    Pretty! This was an extremely wonderful article. Thanks for supplying this information.

  2. Estrella Peerzada 6 noviembre, 2012 at 10:14 #

    Greetings from Los angeles! I’m bored at work so I decided to browse your site on my iphone during lunch break. I love the information you provide here and can’t wait to take a look when I get home. I’m amazed at how fast your blog loaded on my mobile .. I’m not even using WIFI, just 3G .. Anyways, excellent blog!

  3. LYDIA RODRIGUEZ 25 septiembre, 2009 at 18:50 #

    Enhorabuena, Clara! una vez más has conseguido enseñarme algo nuevo de éstos dos magníficos diseñadores.
    Me encantan sus vestidos y su estilo desde pequeña me fascinó.

  4. almudena 9 septiembre, 2009 at 21:47 #

    Concí a los diseñadores sevillanos en una de las mejores tiendas de Ceuta, Flash, hace años, en sus comienzos. Mi madre me compró un par de vestidos, que podría ponerme en cualquier momento porque el tiempo, como siempre, sabe poner a las creaciones que realmente lo son, en su sitio. Sus diseños siempre me han encantado, tienen un estilo peculiar, una riqueza de telas y además un conocimiento del pasado que saben imprimir en sus colecciones. Este último verano, contemplé un vestido en el escaparate de dicha tienda, que me pareció un homenaje al vestuario que lucía Margarita Xirgu en las representaciones lorquianas.
    Por estas razones, me satisface leer la vuelta a Cibeles de los diseñadores y el vigor con el que defienden la creatividad por encima de todo.

  5. Mar Murube 9 septiembre, 2009 at 6:28 #

    Bravo por el espíritu de estos dos diseñadores y a ti, Clara, por la entrevista. Como siempre, genial.

Leave a Reply